jueves, 28 de agosto de 2008

PALEOLITICO, MESOLÍTICO, NEOLITICO


Paleolítico

Periodo paleolítico. El significado del periodo paleolítico es piedra antigua. Este periodo Se subdivide en inferior, medio y superior. Se desarrolló una cultura cuando el clima era cálido y cuya raza fue el hombre de Neanderthal. El Paleolítico es el periodo prehistórico que abarca la mayor parte del cuaternario y su duración se aproxima a un millón de años. Andalucía, por sus características condiciones geográficas, se encuentra en el área de crecimiento de las primeras poblaciones prehistóricas; muestra de ello son los abundantes yacimientos que se reparten por su superficie territorial. La caza era escasamente importante al principio del Paleolítico, predominando la recolección y el carroñeo. A medida que el ser humano progresa física y culturalmente la caza va ganando importancia. Características: Este periodo posee diversas características que le distinguen de los demás periodos, una de ellas es que es un periodo de constantes cambios climáticos, se van alternando los periodos de glaciación y los interglaciares, aquí se produjo 4 glaciaciones (épocas de clima polar), que fueron Günz, Mindel, Riss y Würm, en donde Europa, excepto las riberas del Mediterráneo estaba totalmente congelada, ahora bien, en los periodos interglaciares el clima era templado y lluvioso.Cultura. La cultura se desarrolló cuando el clima era cálido y cuya raza fue el hombre de Neandertal. La cultura del paleolítico era muy inferior, ya que la capacidad cultural era casi nula. En la dispersión los grupos humanos tuvieron que sufrir nuevos peligros, climas y nuevas necesidades lo que llevo a la creación de herramientas. Teniendo que sobrevivir en la lucha con la naturaleza, el hombre y las enfermedades. Luego se diferenciaron los animales dañinos. Se busco refugio en cuevas o cerca del agua, y se aprendió a utilizar el fuego. Se aprendió a laborar utensilios que luego fueron perfeccionándose para distintos usos. Una vez iniciado este proceso se dio lugar a evoluciones que produjeron la organización de los grupos humanos ante el ambiente. Una vez en posesión del fuego, se aprendieron a cocer los alimentos. Los grupos familiares al multiplicarse se convirtieron en pequeñas hordas que se mantenían unidos para la defensa mutua y busca de alimentos.Economía: La economía del periodo paleolítico se caracterizaba por ser depredadora, o sea se destinaban básicamente a la caza, la pesca y a la recolecta, con esta obtenían comida, leña y materiales para sus herramientas, también fabricaban sus propias ropas y cabañas. En este periodo eran nómadas y su demografía era reducida y su mortandad alta. No se podían alimentar a los niños, pues esto era un inconveniente para el nomadismo. Algunas tribus practican el infanticidio, ellos nunca conocieron la propiedad privada, ni el excedente ni la división social del trabajoLa religión. El hombre paleolítico pensaban que todo lo que le rodeaba estaba sometido a fuerzas sobrenaturales. Creía que mediante la práctica de determinados actos, estas fuerzas o espíritus podían ayudarles. Ejecutaban ritos religiosos los cuales estaban destinados a facilitar y mejorar la caza. Ellos realizaban pinturas rupestres los cuales formaban parte de rituales, a través de estas se pedía a los seres sobrenaturales, protectores de los animales, que les permitieran capturarlos y alimentarse con ellos. En el periodo inferior no había religión ya que su cultura era bastante inferior, sus entierros eran ritos, en ese entonces. Se le atribuye al hombre del Pekín una forma de religión o magia ya que se creía que se comía el cerebelo de los difuntos con el fin de coger así su fuerza. En el paleolítico superior aparecieron por primera vez representaciones de dioses, por ejemplo esta la Venus que se le conocía como la diosa de la fertilidad. También creían que pintando animales en forma de ritual les permitiría cazarlos.La transición del Paleolítico al Neolítico fue un proceso más o menos lento y con etapas intermedias. No es posible que un cambio tan radical sea repentino. Fue en 1887 cuando se descubrieron, en las cuevas de Mas d’Azil, pruebas de la existencia de culturas mixtas. Este periodo mesolítico comenzó hace unos 10000 años en el cercano oriente y hace unos 8000 en Europa.Los motivos de este cambio tan trascendental son confusos, pero en su raíz está el cambio climático producido durante el período interglacial y el neotérmico. El Holoceno comenzará con el fin de la glaciación Wiurm. Las nuevas condiciones climáticas no es que fuesen catastróficas, además fueron lo suficientemente lentas como para permitir la adaptación ecológica, pero los cambios en la naturaleza implicaron transformaciones radicales en las formas de vida y en la base económica. Había que inventar nuevas formas de conseguir alimentos.En Europa occidental las regiones libres de hielos se fueron templando, y los bosques atlánticos comenzaron a dominar el paisaje. Los animales dominantes eran mucho más pequeños y los cazadores debían cazar más. Los pueblos se hacen nómadas estacionales, ya que van siguiendo a las manadas de animales. Se conocen culturas como la hamburguense, la aziliense, la montmorenciense o la tardenoisiense, que viven en los bosques siguiendo animales y recolectando frutos. Pero a finales del Mesolítico algunos de ellos cuidan las manadas, sobre todo de ovejas y cabras.El utillaje de estas culturas es de pequeño tamaño, necesario para transportarlos en una vida nómada. El arte está casi totalmente ausente. Pero gracias al nomadismo se difundieron por Europa los avances de Oriente.En la Europa septentrional los cambios climáticos estuvieron acompañados de movimientos epirogénicos, que permitieron la unión del continente con las islas británicas (hace unos 9000 años), pero hace unos 7000 años el aumento en el nivel de los mares las dejó nuevamente aisladas. Aquí se conoce la cultura maglemosense, que vivió en las orillas de los ríos, lagos y mares, y que basaron parte de su dieta en la pesca. Para pescar utilizaron anzuelos y arpones, pero también redes de mimbre. Además, se comenzó a comer marisco, accesible desde la costa, por lo que se acumularon conchas en las proximidades de los poblados.El cambio de los animales supuso una transformación en la dieta, pero también en las técnicas de caza. Se inventó la flecha cónica y la azada de mano. La abundancia de bosque permitió construir cabañas y embarcaciones, como las canoas. Al construir sus poblados cerca del agua los levantaron sobre pilotes (palafitos) que al subir el nivel del agua quedaron inundados. También se conoce la cultura esteboelliense, algo más al sur y en contacto con las culturas neolíticas. Utilizaban cerámica, cuidaban ganado y cultivaban la tierra, por lo que se puede considerar una cultura neolítica.El cambio más drástico ocurrió en el norte de África, cuyo clima pasó a ser árido. Quizá este sea el motivo por el que aparecieron aquí las culturas neolíticas. Pero existieron culturas intermedias como la capsiense. La sequía del clima hizo convivir a los animales y al ser humano en un espacio muy reducido, en torno a los oasis. Las culturas natufense y de Karim Sahir seguían viviendo en cuevas, pero construyeron muros alrededor de ellas, lo que significa que se hicieron sedentarios. No existen pruebas de que conociesen la ganadería, pero tenían a mano manadas de bovino y ovino que protegían de los depredadores. Estos serán, posteriormente, los primeros animales domésticos. Tampoco hay constancia de que conociesen la agricultura, pero sí debían recolectar los cereales que de manera abundante crecían naturalmente en torno a los oasis. Ya estaban creadas las condiciones necesarias para dar el salto al Neolítico.El proceso de transición al Neolítico fue complejo, y necesitó de una sociedad más organizada, e incluso jerarquizada, pero con una fuerte implantación de los recursos comunes. El nomadismo suponía que la densidad de población fuese muy baja.El dominio de la agricultura dará al ser humano la posibilidad de transformar el paisaje radicalmente, y hacerlo más confortable. Pero esta no es labor de individuos sino de sociedades organizadas. Esto supone la existencia de un sistema social y jurídico estable, y decidido a transformar el medio, ordenando el esfuerzo y que permitiese la especialización del trabajo, y nuevas formas de organización. Esta sociedad necesitó de personas con capacidad para organizar el trabajo e inventar soluciones a los problemas vitales. Puede que estas personas se convirtiesen en jefes y luego fuesen mitificados, creando las religiones no mágicas. La división del trabajo fue necesaria para el buen funcionamiento de las tareas agrícolas. Este modelo tuvo una rápida difusión ya que todos los pueblos se enfrentaban a problemas similares, y pronto aparecerían las primeras culturas urbanas de Egipto y Mesopotamia, en las que también surgió en concepto de propiedad privada.Para las tareas agrícolas el primer sistema utilizado fue el de roza y fuego, lo que hizo a las sociedades agrícolas seminómadas, ya que las tierras se agotaban rápidamente y era necesario dejarlas en barbecho durante mucho tiempo. Sin embargo, la gran cantidad de tareas agrícolas no permitía, todavía, que hubiese personas que no se dedicasen a ellas. Las tareas tendían a hacerse en común. El aumento de la productividad de la tierra gracias a los avances del Neolítico, y al incremento de población, permitió liberar de tales tareas a parte de la sociedad, que se dedicó al comercio, a la defensa, y a la organización de la sociedad. Esto posibilitó la aparición de las ciudades como modelo de convivencia y organización social.MESOLÍTICO.Período prehistórico, entre el Paleolítico y el Neolítico, que duró aproximadamente entre el 10000 a. C. y el 5000 a. C. Su nombre significa Edad Media de la Piedra (del griego μεσος, mesos=medio; y λίθος, líthos=piedra) por contraposición al Paleolítico (Edad Antigua de la Piedra) y al Neolítico (Edad Moderna de la Piedra).Época marcada por el final de la era glacial del Pleistoceno, con la consiguiente mejoría de las condiciones de vida.Comienza la diferenciación de razas y la colonización del planeta.Culturas:AzilienseMaglemoisenseErteböllienseAhrensburgienseAsturienseLos hombres del Mesolítico se dedicaron a la caza, la pesca y la recolección, como los del Paleolítico Superior, pero sus condiciones de vida fueron relativamente más duras. El clima sufrió grandes cambios: había finalizado una etapa de glaciación. Las grandes masas de hielo y nieve se derritieron gradualmente, subió el nivel de los mares y se inundaron muchas regiones bajas. Por otra parte, el aumento de la temperatura provocó la desaparición o la migración hacia el Norte de los grandes mamíferos característicos del clima frío que habían otorgado una caza provechosa a los seres del Paleolítico Superior. La caza tuvo que orientarse hacia animales más pequeños o buscar otras formas de alimentación. El mamut se extinguió y los rebaños de herbívoros fueron sustituidos por animales de costumbres individuales, cuya caza era más compleja: el ciervo y los jabalíes. Los cazadores comenzaron a utilizar perros, con algún grado de domesticación, para sus actividades. También es importante la microlitización, es decir, la fabricación de pequeños utensilios adaptados a su nueva situación, como por ejemplo, la recolección de moluscos y la apertura de estos. Las armas más importantes fueron los arcos, reforzados por tendones, y las flechas de piedra con variadas formas geométricas (por ejemplo, triángulos y trapecios). Utilizaron también un tipo de flechas de hueso o de madera para conseguir pieles sin dañarlas demasiado. Durante este período se fabricaron trineos, en un principio tirados por hombres y luego por perros, y canoas de piel o de corteza de árboles. De la corteza de abedul fabricaron un producto para pegar, que se ha considerado probablemente como la sustancia más antigua realizada por el ser humano.Los hábitos de las culturas del Mesolítico eran nómadas, con alojamientos de invierno y campamentos de verano. En algunas regiones, donde las costas ofrecieron cantidades permanentes de alimentos, comenzaron a ubicarse asentamientos durante todo el año.El Mesolítico se divide en dos fases: El Epipaleolítico (o fase posterior del Paleolítico) cuyo nombre deriva de la raíz griega "epi", es decir "sobre"; y el Protoneolítico (periodo anterior al Neolítico y a la Edad de los Metales).La vida en el Mesolítico.Es durante este periodo cuando, tras la última glaciación wurmiense (Würm III), surgen los grandes bosques y se extinguen los grandes animales. El crecimiento de los bosques, debido a la modificación climática, hace más dificultosa la caza mayor. Los grandes mamíferos, como el Elefante lanudo, el Rinoceronte lanudo, los osos de las cavernas, desaparecen, y otros como el reno, emigran. Por el contrario prosperan el ciervo, el magurío, y sobre todo el caracol (signo de clima cálido y húmedo).Como especies de caza se conservan el ciervo, el sarrio, la cabra montesa, el jabalí y el corzo (estos dos últimos en franco aumento). También se cazan osos, zorros, gatos monteses, tejones y otros pequeños mamíferos; como aves se cazan los gansos, tordos, faisanes, arrendajos, palomas salvajes y otras. La recolección de frutos se extiende, y se comen caracoles y conchas. La pesca se desarrolla. El clima húmedo hace incrementar espectacularmente la cantidad de caracoles, que el hombre consume por millones como un nuevo alimento.Al poder vivir de las frutas que recolecta, el hombre tiene menos necesidad de cazar. Sale de las cuevas, cambia sus hábitos y su alimentación y se modifican sus características físicas.Se construyen las primeras chozas a orillas de los ríos, y se abandonan temporalmente las cuevas, viviéndose al aire libre en cabañas de madera y plantas, de las cuales no se conservan vestigios, pero en cuyos emplazamientos se localizan objetos de piedra tallada conocidos por "talleres de Sílex".Al desaparecer la caza mayor, la de los pequeños animales pasa a primer plano, y para ella se utilizan objetos de piedra de diversas formas, de uso a menudo incierto, muchas de las cuales debían usarse como saetas. Los instrumentos de medidas mayores se hacen escasos.En esta época los hombres van desnudos o con taparrabos, y las mujeres van desnudas o con unas faldas acampanadas hasta las rodillas, atadas con una cuerda a la cintura, y desnudas en la parte por encima de la cintura.Los grupos tienen probablemente un hechicero, que al principio se distinguía por adornos en las piernas, concretamente en las rodillas, y probablemente también en los brazos. Se practicaban bailes rituales, en los cuales probablemente se invocaba la fertilidad de las mujeres o más probablemente de los animales.La practica de la caza de animales menores, como ciervos o corzos, lleva a la técnica del encercamiento del animal por el grupo humano, y su matanza. Pronto los hombres aprenden a cazar a estos y otros animales empujándolos hacia sacos de cuero, y concentrándolos después en cercados hechos con empalizadas de madera. De esta forma se convirtieron en pastores.A la fertilidad de estos rebaños, y de los rebaños libres, se asocian las danzas rituales y los cultos asociados a pinturas rupestres de animales, con un significado probablemente mágico o de culto.La caza es la actividad principal y la mayor consideración social es para el gran cazador.Los hombres usan eventualmente (no siempre) plumajes en la cabeza, y brazaletes en los brazos y en los tobillos.Las mujeres eran altas, delgadas, esbeltas, con la cintura estrecha y la pelvis ancha; sus piernas eran robustas; sus pechos grandes y flácidos, y les colgaban exageradamente hasta la barriga. Su peinado era estrecho en el centro y colgando hacia los lados, cada vez con mayor anchura, hasta el final de la cabeza.NEOLITICO.NeolíticoEl período Neolítico es la etapa prehistórica que se desarrolla desde el año 7000 a.C. hasta aproximadamente el año 3000 a.C., donde el hombre ya conoce el fuego, viste su cuerpo, aunque ahora va reemplazando progresivamente los cueros por tejidos, ornamentando su figura con collares, ajorcas y brazaletes, y construye sencillas viviendas.Esta es la etapa de la piedra pulida, y en la que el hombre elige el sedentarismo como forma de vida, al crear técnicas para el cultivo de los suelos, y la domesticación de animales que le aportaron carne y leche.Sin embargo, no se dio en todo el mundo, el mismo desarrollo evolutivo. Sólo se experimentó este progreso, en un principio en una pequeña parcela de Eurasia, mientras en otros lugares de Europa, vivían en un gran retraso, muchas veces motivado por razones climáticas, como por ejemplo, en África, donde encontraron escollos por la sequedad y el calor del desierto de Sahara, y la humedad y calor de la jungla inexpugnable.Una de las ciudades más antiguas, es la de Jericó, en el valle del Jordán, a orillas del Mar Muerto, con edificaciones y grandes murallas que podemos ubicar en el año 7800 a.C. Próxima al río Tigres se desarrolló contemporáneamente la ciudad de Jarmo. En ambos casos, las viviendas eran construidas con piedra y una mezcla de arcilla, agua y paja, decoradas en su interior, y con mobiliario básico.El pasaje del nomadismo al sedentarismo fue gradual. La época de las glaciaciones había concluido y la temperatura había aumentado, pero como consecuencia del intenso frío de la época anterior muchas especies de animales y vegetales se habían extinguido, y hubo que hallar nuevas formas de supervivencia.Por el método de la observación, pudieron apreciar, que la circunstancial caída de una semilla en la tierra hacía brotar de ella una planta, a veces, por la costumbre de arrojar granos silvestres, como ofrenda a sus muertos. Así comenzaron a sembrar, siendo las primeras zonas, Asia y África, y los primeros cultivos, los cereales, sobre todo, el trigo, la cebada y el mijo. El centeno y la avena, fueron considerados hierbas por mucho tiempo, hasta descubrir sus propiedades nutritivas. El maíz se conoció en Europa recién con el descubrimiento de América, ya que es originario de esa zona.Sin embargo, en un principio, luego de la cosecha se trasladaban a otra zona, hasta que comprobaron que existían algunas tierras más fértiles que otras, y condiciones geográficas más adecuadas, como un clima cálido o templado y la cercanía de los ríos.Seguramente el cultivo de la tierra y la cría de animales, surgieron casi al mismo tiempo. En este caso, tras atrapar a los animales que serían objeto de sacrificio con fines alimenticios, debieron darles de comer y cuidarlos, por ejemplo, para engordarlos o permitir su reproducción y así comprendieron la ventaja de su crianza en cautiverio, sobre todo ovejas y cabras. Los animales comenzaron a acercarse al hombre, buscando también lugares provistos de agua y seguramente para comer los restos de cultivo, desechos de la nueva actividad agrícola.Así en las zonas cercanas a los ríos Amarillo, Indo, Nilo, Eufrates y Tigres, se establecieron los grupos humanos en forma permanente, construyendo diques y canales, para asegurarse el agua necesaria para el riego.En el Paleolítico las personas se agrupaban en clanes, que descendían de un antepasado común, en este período, surgen las aldeas, con mayor número de integrantes, formadas por la reunión de varios clanes, bajo la supremacía de un jefe, que impartía las órdenes ayudado por una asamblea, constituida por los jefes de cada clan.En la aldea se producía, se almacenaban los alimentos, guardándolo por lo general en un templo, para evitar su apropiación indebida y se realizaban tareas de defensa a cargo de los soldados. Con el tiempo, varias aldeas se pusieron bajo la supremacía de una más populosa, y con mayores posibilidades de protección y administración, que se convirtió en ciudad.El trabajo de la tierra no fue la única actividad desarrollada en el Neolítico, aunque sí la principal, ya que algunos sectores se dedicaron a la producción artesanal y otros al culto, sentando las bases de una sociedad jerarquizada y con división del trabajo. El intercambio de excedentes de producción entre aldeas se realizaba mediante trueque.A partir del año 6500 a.C. se trabajaron los cestos, con técnica de enrollado. Conocieron también el hilado y el tejido. Estos últimos fueron hallados en Egipto.En la ciudad chipriota de Khirikitia, surgió la alfarería, pero fue en el sur de Turquía donde se desarrolló más plenamente, realizando vasijas de madera, piedra y marfil, hallándose en ese lugar piezas pintadas con dibujos de color rojo sobre fondo crema, ubicadas cronológicamente en el año 5500 a.C.A este cambio en la forma de vida se sumó la necesidad de contar con nuevas herramientas que les permitiera el uso adecuado del suelo, por ejemplo, realizar surcos para poder sembrar. Estos se hacían con azadas de piedra y madera, por lo que debieron trabajar estos materiales con mayor precisión y perfeccionamiento. Así surge el tallado y pulido de las piedras con la finalidad de crear herramientas más resistentes y de formas precisas, y no tanto para la fabricación de armas, ya que esta sociedad era en general pacífica, aunque contaban con arcos, flechas, hondas, masas, matracas y hachas de guerra, estas últimas confeccionadas con una cabeza de piedra y un mango de hueso.Aproximadamente en el año 4000 a.C. descubrieron los metales, primero el cobre, que luego, al lograr su aleación con el estaño les permitió acceder al bronce. Con la posibilidad de fundir y moldear los metales, que los localizaron lejos de sus poblados, en yacimientos de minerales, lograron herramientas y armas mucho más resistentes, aunque también los utilizaron para fines de ornamentación y utensilios domésticos, sirviendo también como intercambio económico.Los primeros medios de transporte pueden ubicarse en esta época, siendo las embarcaciones, en su forma de canoa, su primera realización, tal vez, al observar la posibilidad de flotación de los árboles caídos.Tampoco puede dejar de mencionarse el papel de la religión en la conformación del espíritu colectivo, ya que se han hallado grandes monumentos de piedra, llamados megalíticos, palabra que proviene del griego, y que significa megas=grande y lithos=piedra, que simbolizaban el culto a los antepasados.Entre estos monumentos megalíticos se destacan los menhires, colocados sobre la tierra en forma vertical, para identificar el lugar donde yacían los restos de un antepasado muerto. Los menhires podían estar dispuestos en forma circular y conjunta, posiblemente para ofrecer un culto colectivo, recibiendo en este caso el nombre de cromlech. Los dólmenes, son piedras horizontales apoyadas sobre piedras verticales, que podrían haber sido tumbas colectivas.El período Neolítico tuvo su fin, con la aparición de las primeras civilizaciones, en China y en la India. En ese momento, se estima que la población mundial no era superior a 100.000.000 de habitantes, comparativamente, actualmente es cercana a los 4.000.000000.